Rorri y Arif

rorri%2520arif%2520copie_edited_edited.j

Rorri es judía y Arif es musulmán, se conocieron, se enamoraron y se casaron. Ahora tienen dos hijos a quienes están criando en ambas religiones. Un matrimonio improbable y una educación de los hijos que lo es ¡ aún más  !

 

Efectivamente, Rorri temía que la doble confesión hicieran a sus hijos "medio creyentes"  para cada religión. Con la ayuda de terapeutas, Rorri y Arif descubrieron cómo tener un matrimonio exitoso y criar a sus hijos para que sean 100 % musulmanes y 100 % judíos”.  « siendo ambos »,        « being both » . Esta educación se basa en el acceso a las celebraciones de ambas confesiones, el viernes por la noche es Shabat (Arif entonces viste la kipa), mientras que regularmente, la llamada a la oración cantada por el padre de Arif resuena en la casa (Rorri, velada, participando en la oración) .  

 

Más que la participación en las celebraciones, el fundamento de esta asombrosa doble identidad religiosa se basa en el conocimiento de la religión y cultura del otro (cantos, lecturas, oraciones, cuentos, etc.) que aportan a sus hijos.

Abrazados en el amor de sus hijos, es toda la familia de Rorri y Arif la que tuvo que salir de su zona de confort para buscar " en el otro "  lo que los une y no lo que los separa.

 

Los pantalones cortos de Rorri probablemente molestan al padre de Arif, pero eso se olvida en gran medida cuando su nuera responde Wa alaykum assalam a su saludo matutino. Durante una reunión familiar, el abuelo de Rorri descubre, con una curiosidad casi infantil, sin juicio alguno, el ritual musulmán de la oración.  

 

Estos mismos musulmanes harán kiddouche unas horas más tarde (apertura del Shabat) con los judíos, que se habrán encargado de sustituir el vino por zumo de uva.

 

Y por la noche, los dos niños se duermen recitando las oraciones judías y musulmanas.

¿ Quieres seguir las acciones de  Rorri y Arif  ?